Piso vinílico: 5 razones para tener en tu casa

Piso vinílico: 5 razones para tener en tu casa

Cinco motivos para el vinílico ser tu próximo piso

Piso Vinílico Color Lirio – Línea Essence 30 – Tarkett

Quien sigue el Blog de Tarkett regularmente ya sabe a esta altura cuánto el piso vinílico se ha tornado relevante en los proyectos residenciales, comerciales, corporativos y muchos otros por todo Brasil.

Estas personas probablemente ya están convencidas de que el piso vinílico es el ideal para sus proyectos futuros, pero sabemos, no obstante, que este tipo de piso puede ser una novedad o genera desconfianza en muchas personas.

Si no sabes lo que es el piso vinílico o este tipo de piso te causa recelo, este artículo es para ti: ¡vamos a listar 5 razones para escoger el vinílico como el próximo piso de tu casa y queremos saber después qué te parece esto! ¿Aceptas este desafío? ¡Ven con nosotros!

¿Qué es piso vinílico?

Antes de hablar específicamente sobre los motivos de tener el vinílico como próximo piso, es importante desmitificar algunas cosas sobre él, contando la verdad sobre de qué él está hecho – lo que ayuda a explicar por qué se trata de un piso más liviano y flexible que los demás.

Si ya oíste hablar de él como “piso engomado”, debes saber que él no tiene nada de goma, olvida eso, ¿está bien? Él tampoco tiene nada que ver con el laminado, que es un tipo de piso hecho a partir de derivados de la madera.

El piso vinílico, en realidad, está compuesto por PVC, cargas minerales, plastificantes, pigmentos y aditivos

Ahora que ya sabes de qué él está hecho, ¡llegó la hora de saber lo que tienes para ganar con él en casa!

Más agilidad en la instalación

Cada día de obra es valioso, pues atrasos inflan el presupuesto y generan problemas con las roturas. ¿Por qué no agilizar? El vinílico instalado por profesionales capacitados permite que el tiempo de instalación sea más rápido que la cerámica, además de generar menos polvo y suciedad.

Por cierto, la instalación del vinílico no es solo más rápida que la cerámica, sino que también puedes instalar el vinílico sobre la cerámica y otros tipos de contrapiso

Para ir aún más rápido, debes conocer la Línea Click de Tarkett, con opciones de pisos vinílicos encajados flexibles y rígidos que pueden ser instalados en menos de dos días – ¡eso mismo, 48h y el piso está nuevo para ser usado!

Más fácil de limpiar

Además de ser antialérgicos y no acumular hongos o bacterias, el piso vinílico demora solamente algunos minutos para ser limpiado y también dispensa el uso de otros productos que no sean agua y detergente neutro en pequeñas cantidades.

La limpieza de rutina demanda estos pasos y nada más: primero, es necesario barrer la superficie o retirar el exceso de polvo y alimentos con un paño seco. Después, diluir detergente neutro en agua y aplicar esta solución en el piso con paño húmedo o mopa, secando la superficie enseguida. ¿Viste?

Diferente de los encajados, los modelos pegados incluso pueden ser lavados. No obstante, un error muy común en la limpieza del piso vinílico es dejar la superficie con agua estancada – un hábito que puede llevar al despegado de las baldosas con el paso del tiempo.

Para un desempeño aún mejor en la higienización, Tarkett ofrece en algunas líneas y LVTs con Extreme Protection, tecnología de tratamiento de superficie exclusiva de la marca que hace de estos vinílicos hasta siete veces más fáciles de limpiar que un piso común.

Más cómodo

El piso vinílico absorbe considerablemente el sonido causado por el impacto al caminar, proporcionando una acústica más tranquila y cómoda a los ambientes, replicando en casa el éxito que los vinílicos ya tienen en proyectos comerciales y corporativos.

Con el vinílico se elimina el inconveniente toque-toque de los pasos, común en superficies como el laminado. Es posible caminar tranquilamente sin preocuparse con el ruido, incluso con tacones.

Otro detalle muy importante es el hecho de que el vinílico es un piso atérmico, o sea, no es influenciado por la temperatura exterior. Diferentemente de los pisos fríos como el porcelanato, él proporciona mayor confort térmico, cualquiera que sea la estación.

Este tipo de piso es perfecto para caminar con los pies descalzos cómodamente incluso en los días más fríos. Tampoco sentirás el ambiente sofocante durante los días más calientes.

Más colores, formatos, estándares y texturas diferenciados

Tarkett ofrece una gran variedad de modelos y acabados, satisfaciendo los más variados y exigentes gustos. Las opciones van desde opciones modernas coloridas y geométricas hasta los clásicos estándares de madera que pueden ser aplicadas en el piso, en las paredes e incluso en el techo.

Además de ser agradable para los ojos, el vinílico puede ser aún más agradable para el tacto. Si te gustan las texturas de la madera, de los tejidos y de las superficies rústicas, los pisos de Tarkett proporcionarán una gran sensación de acogimiento y comodidad.

Más fácil de cambiar

Si es especificado, instalado y conservado correctamente, el piso vinílico es suficientemente resistente para soportar con facilidad la rutina de una residencia por años.

Sin embargo, todos estamos sujetos a lo imponderable y un accidente puede acabar dañando tu piso. Ante esta angustia es muy probable que se espere la misma agilidad de la instalación en el cambio de piso, ¿no es verdad?

El cambio de baldosas y tablas fijadas por colas adhesivas es el más fácil entre los tipos de piso vinílico. Con ayuda profesional, se debe retirar la baldosa raspada o marcada con la ayuda de un estilete apropiado. 

¡Si aún no estás convencido de que el vinílico es tu próximo piso, usa y abusa de los comentarios para solucionar todas tus dudas y ayudar en las comparaciones!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario