Piso vinílico en el techo: ¿qué necesitas saber y cómo hacer?

Piso vinílico en el techo: ¿qué necesitas saber y cómo hacer?

Conoce los detalles de esta divertida y creativa aplicación

Piso Vinílico Orquídea – Línea Essence Colección Heritage – Tarkett

Que el vinílico va muy bien en las aplicaciones en pisos y paredes, probablemente ya lo sabes. ¿Pero sabías que el piso vinílico en el techo también es una excelente opción, cada vez más considerada y bien evaluada por profesionales de arquitectura y diseño de interiores?

Como ya explicamos aquí en el Blog de Tarkett, el vinílico reúne más beneficios que otros tipos de revestimientos en ambientes internos, como el laminado o la doble cerámica/porcelanato, destacándose sobre todo por el confort térmico, acústico y la practicidad de mantenimiento.

En el techo, estas ventajas no solo permanecen como también son potenciadas por el hecho de que el vinílico es liviano, rápido de instalar y que también proporciona una amplia variedad de colores y texturas como alternativa al tradicional acabado con pintura.

Mira en este artículo de Tarkett, la líder mundial en pisos vinílicos, todo lo que necesitas saber y cómo hacer la instalación en el techo.

¿Puedo instalar piso vinílico en el techo?

Es posible instalar el piso vinílico en el techo, siempre que sean del tipo pegado y que la losa pase por una evaluación similar al paso-a-paso aplicado a los contrapisos. Es primordial que ella esté acabada, nivelada e impermeabilizada para no equivocarse en la instalación.

En el caso que el techo ya posea un acabado en pintura, es necesario lijar la superficie para que haya una mejor adherencia. Ya en forro de yeso, el consejo es consultar primero si hay compatibilidad entre el adhesivo y este material.

Antes de iniciar la instalación en el yeso, es recomendado aplicar selladora. Otro punto importante es que, si las enmiendas no están completamente lisas, tendrás que regularizar toda la superficie con masilla y después lijarla.

Con el local de instalación definido y preparado, es hora de escoger el modelo. Dale preferencia a las tablas y placas de LVTs con espesor entre 2 y 3 mm pues, además de ser más livianas, ellas no necesitan de protección extra contra el tráfico como ocurre en el piso.

Vale considerar espesores diferentes dependiendo del nivel de comodidad adicional que algunas habitaciones exigen – el piso entonces podría ser más espeso en los cuartos o en el home-office, por ejemplo.

Otro factor importante que tienes que considerar es el estilo de la decoración. El estándar más demandado para esta aplicación es la madera, pues es capaz de agregar el acogimiento visual característico de la madera. Siendo así, un techo con piso vinílico de madera tiende a funcionar mejor en ambientes con paletas neutras, combinado a colores como el gris y el beige.

La elección de la tonalidad también es importante, pues mientras más oscura sea, mayor será el efecto visual de rebajamiento del techo. Esto puede ser deseable y acogedor en ambientes altos, pero puede ser un problema en aquellos muy bajos. Por otro lado, tonalidades más claras tienden a dar amplitud.

¿Cómo instalar piso vinílico en el techo?

En el techo, la instalación es similar a lo que ocurre en el contrapiso o en la pared, o sea, pasa primero por una evaluación de las condiciones de la losa, después por la aplicación del adhesivo y por fin la instalación de las tablas y baldosas vinílicas.

Por proporcionar un ángulo de visualización e instalación más desafiante que el convencional, es aún más importante que el sentido del diseño en la losa sean definidos previamente por profesionales.

Hablando de auxilio profesional, Tarkett siempre recomienda que la instalación de vinílicos, sea cual sea la superficie, sea ejecutada por profesionales capacitados de empresas habituadas a este tipo de aplicación.

Ahora es aún más fácil instalar el piso vinílico en el techo, ¿no es verdad? ¡Si aún tienes alguna duda, siéntete cómodo para preguntarnos utilizando la caja de comentarios siguiente!

Deja un comentario